El financiero con “pies de plomo”

 

En estos tiempos de incertidumbre, un financiero seguro debería atender y monitorizar de manera regular los siguientes ratios e informes:

  • Evolución del capital circulante (corto plazo)
  • Análisis de la situación financiera a largo plazo
  • Análisis de las necesidades operativas de fondos
  • Flujos de caja
  • Cálculos del Ebit y Ebitda
  • Análisis del Valor Añadido
  • Estado de orígenes y aplicaciones de fondos
  • Cuadro de financiación
  • Cuadro de mando financiero
  • Índice ‘Z’ de aproximación a la quiebra (Modelo Z de Altman)
  • Ratios generales de liquidez y endeudamiento
  • Ratios sectoriales para la comparativa con su sector
  • Otras ratios económicos-financieros
  • La rentabilidad y sus diversas clases
  • El apalancamiento financiero
  • La capacidad de autofinanciación
  • La capacidad de crecimiento
  • El fondo de maniobra
  • El análisis de los períodos de maduración y ciclo de caja
  • Máximo nivel de endeudamiento que soporta la empresa
  • Un análisis resumen de los estados financieros
  • Valoración de la empresa y proyección financiera de la misma 

Si no estás haciendo, te estás perdiendo algo…